Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

11 Motivos para dormir con tu bebe (colecho)

Desde antes de quedarme embarazada sabíamos que íbamos a dormir con nuestro bebé al ladito. ¿Por qué? Porque sonaba tan amoroso, tan dulce… ¿Cómo no pensar en dormir con tu pequeñín recién llegado al mundo después de todo ese tiempo dentro de la barrigota? Y la pareja, que no lo ha llevado dentro, está deseando tenerlo bien cerca. Me está gustando tanto la experiencia de estos 22 meses que me he animado a compartirla y escribir 11 motivos para dormir con tu bebe (colecho), según mi experiencia claro.

Dormir con tu bebé tiene que ser algo placentero, algo que disfrutes. No se puede plantear como un sacrificio que hacemos las madres y padres por cubrir las necesidades del bebé. A pesar de que nos parece un suplicio (como todo en esta experiencia de maternidad, los sacrificios no son sanos).

Si no lo disfrutas, puedes evaluar por qué es y qué está en tus manos cambiar. En mi caso, cuando no lo disfrutaba era porque estaba agotadísima de tantos despertares durante tanto tiempo. Y decidí llevar a cabo el destete nocturno (puedes leer mi experiencia aquí). Desde entonces lo disfruto incluso más que antes, lo disfrutamos los 3 enormemente y somos como peluches mimosos, sobre todo cuando nos despertamos todos juntos los fines de semana.

11 Motivos para dormir con tu bebe (colecho)
11 Motivos para dormir con tu bebe (colecho)

11 Motivos para dormir con tu bebe.

Para estar más cómodos hemos puesto una cama de 80cm a continuación de la nuestra de 135cm. El se ha acostumbrado a que esa es su cama y ahí duerme arropadito. Aunque a veces mimosea y se cuela en la nuestra. Siempre hay trucos y formas de dormir con tu bebé de manera agradable.

Estas son mis razones principales, seguro que podemos encontrar muchas más, ¿completamos la lista?

  1. Porque despertarte con una sonrisa en la boca es lo más grande del mundo. Abrir los ojos y verlo a tu lado con esa carita dulce y amorosa no tiene precio.
  2. Porque mirarle dormir te proporciona un bienestar inigualable, te relaja, te devuelve al presente y te hace ver lo fáciles que son las cosas a veces y cuánto se pueden disfrutar estos pequeños detalles de la vida.
  3. Por practicidad. Cuando son pequeños lo habitual es que se despierten bastantes veces a comer (unos más que otros) y si no es para comer, es porque reclaman consuelo, cercanía, contacto. Si estás cerca el bebé se desvela menos y tú también, con lo que el sueño es más reparador. Imagina tener que levantarte 5 veces e ir a la cuna o a otra habitación a calmarle. De esta manera puedes estirar el brazo y tocarlo.
  4. Porque simplemente olerle así de cerca te proporciona un subidón hormonal que te da felicidad plena.
  5. Porque si tener un hijo ya es mucho cambio en la vida de una persona, no  preocuparte por preparar una habitación específica de bebé es un alivio. Además, los bebés son bebés durante muy poco tiempo y, además de que no se enteran de la decoración que les has puesto, enseguida querrán otra de niño y no de bebé.
  6. Te simplifica la vida, la logística, los gastos del nuevo inquilino en casa.
  7. Porque puede tener un contacto muy cercano contigo y con tu pareja durante más horas de las que está despierto y eso cuenta mucho. Si luego trabajamos fuera de casa, esas horas durante el sueño ya son horas de cercanía y contacto físico.
  8. Ayuda a la lactancia materna. Ya que despertarte muchas veces para darle el pecho a veces es agotador, pero si lo haces así, durmiendo con él, siempre será mucho más cómodo que cualquier otro tipo de alimentación que te requiere levantarte y preparar algo.
  9. Cuando crece un poco, se despierta diciendo mamá, papá o dándote un beso. En todos los morros y trepando por encima de ti.
  10. Porque te pide que le des la mano y se duerme feliz agarradito de la mano y eso es una sensación maravillosa.
  11. Porque si le pasa lo que sea, va a ser imposible que no te enteres la primera. Y des un salto rápido. Estando en otro lugar puedes tardar más en darte cuenta.

Mi peque tiene 22 meses y aunque a veces pienso en prepararle su habitación y cambiarle y así de paso tener algo más de intimidad de pareja. Me llena tanto de amor que me recarga las pilas, así que por ahora, así nos vamos a quedar, ¡ayyyy! (suspiro).

¿Tú duermes con tus hijos? ¿Tienes varios? ¿Cómo lo haces? ¿Cuáles son tus motivos?