Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

10 Razones para portear a tu bebé

Esta semana he tenido una noticia muy bonita. ¡Una buena amiga está embarazada! Yo he sido la primera en mi entorno en tener hijos y me hace una ilusión enorme el embarazo de mi amiga, además es una persona muy especial. Y pensando en su embarazo me ha venido el mío, mi puerperio, mi bebé cuando era tan pequeño, mi primer año intensísimo como madre… y por supuesto, lo primero que me ha venido a la cabeza han sido los portabebés.

Algo que para mí es fundamental. Durante el primer año de vida de mi hijo ha sido mucho más valioso que el carro, la cuna, la hamaquita… Si ahora me dicen de volver a empezar, entre mis regalos indispensables estaría un buen portabebés (y ya que me pongo… ¿por qué no dos?). Casi podría decir que sería el regalo número 1. Y por eso me he animado a escribir este post: 10 razones para portear a tu bebé.

Cuando yo estaba embarazada, incluso pensamos en comprar un carro de segunda mano, o directamente no comprarlo y ver si nos iba bien sin él. Además, con lo caros que son, el poco tiempo que dura el capazo porque crecen deprisa los bebés, etc… me daban ganas de usar portabebés y si después era necesario, comprar una silla de paseo, que son más cómodas de plegar, de guardar, de usar… Pero después mi padre se ofreció a comprarnos el trío y lo aceptamos. El resumen ha sido: capazo intacto, usado entre 5 y 10 veces. Incluso, la mayor parte de las veces acababa con mi niño en el fular y llevando el carro vacío.

10 razones para portear a tu bebé.

  1. Porque es mucho más barato que un carro.
  2. Porque puedes ir con él a todas partes, sin limitaciones. Ir a comprar sola, con un carro de bebé y además el carro de la compra… un poco jaleo, ¿no? Además de que en muchas tiendas los pasillos son estrechos para los carros de bebés. Muchas ciudades no están habilitadas y tienes que caminar entre coches, bajarte de la acera porque aparcan y no dejan sitio, no están los bordillos adaptados… Puedes ir de excursión a cualquier sitio, a la montaña… La foto está tomada un día que iba (yo con todo mi sobrepeso) con mi peque de 3 meses a mi curso de posparto, en Madrid, fui en autobús y Metro, con el fular y la mochila… no puede haber mejor manera de viajar en transporte público.
  3. Porque es comodísimo. Una buena mochila ERGONÓMICA como la Manduca o un fular bien colocado es la mar de cómodo para cualquier paseo o incluso para estar en casa. Tanto para mamá como para papá, que hay personas que piensan que mejor que porteen los padres que son “más fuertes”.
  4. Porque fortaleces tu musculatura. Cuando nace tu bebé, tu cuerpo no está acostumbrado a coger a un bebé de 3-4 kg. Pero a base de portearlo a diario y de la manera correcta, tu espalda se fortalece y te darás cuenta de que no te cuesta nada portear a tu hijo de 9 kg porque es como ir al gimnasio y hacer pesas (pero sin esfuerzo), los primeros días notas que te cuesta, que pesa, pero en una semana ya estás habituada. Y si sigues porteando, tu cuerpo ya no nota ese aumento de peso del bebé.
  5. Porque lo vas a coger en brazos igual… así que mejor hazlo de la manera más saludable para tu espalda y para la suya.
  6. Porque llevarlo bien cerquita es la mejor manera de disfrutar de su compañía. Yo empecé con fular elástico y me pasaba el día tocándole los pies descalzos (en verano), acariciándole la espalda curvadita delante de mí… un gustazo.
  7. Porque el bebé llora menos estando bien cerca. Los bebés necesitan contacto físico continuo. Los hay que lo demandan intensamente y otros menos, pero siempre les enriquece y les calma.
  8. Porque calma y alivia los gases y los cólicos de los bebés muy pequeños. En caso de reflujo viene estupendamente, ya que lo llevas en posición vertical.
  9. Porque te permite hacer otras cosas a la vez que atiendes a tu bebé. Puedes tender la ropa o cocinar mientras tu bebé duerme plácidamente en el portabebés. Y tú igual estás pensando… pero si durmiera en el carro también podría hacer cosas y con más libertad de movimiento… Pues sí, pero lo habitual es que su sueño sea más profundo y reparador estando bien cerca de mamá o papá, puesto que tienen la tranquilidad de que nada les va a pasar. Es normal y natural que los bebés se despierten a controlar la situación. Somos mamíferos, imagina que viviéramos en la selva y el bebé no se despertara y pidiera atención de mamá o papá, igual se lo comían los leones. En un portabebés las siestas suelen ser más largas. Muchas mamás recientes que trabajan desde casa, o mamás que tienen un niño mayor con el que jugar a la vez que atienden al bebé pequeño, vienen a la tienda pidiendo un fular o una mochila para poder “hacer algo” o atender a los 2 hijos a la vez (con uno pueden jugar mientras el otro está tranquilo o duerme en el portabebés).
  10. Porque cuando están muy cansados es una forma estupenda de que se duerman. Los portabebés son auténticos somniferos.

Y tú, ¿porteas? ¿Cuáles son tus razones para ello? Y si aún no lo has hecho… ¿te animas?

Un abrazo,